fbpx
bitcoin

Bitcoin y Criptomenedas en el Marketing Digital

El Bitcoin es un sistema de monedas o “criptomonedas” virtuales que tiene su base en la tecnología blockchain o “cadena de bloques” en español.

Esto es básicamente una data compartida que funciona como un libro para el registro de las operaciones de compra – venta o cualquier otra transacción. Así, quien utilice la moneda bitcoin, podrá estar seguro de que sus transacciones quedarán registradas en un sistema prácticamente imposible de modificar.

¿A qué nos referimos con todo esto? Al ser una moneda digital, hay que asegurarse que nadie pueda copiar y pegar, y por tanto, tener muchas iguales. La cadena de bloques o blockchain es el respaldo para que eso no ocurra. Por eso en estos últimos años, el bitcoin se ha vuelto muy popular.

A pesar de que el sistema brinda seguridad en las operaciones que se realizan, muchos críticos desconfían que el Bitcoin pueda reemplazar a las monedas físicas actuales. La razón es que es descentralizado y no está avalado por un gobierno o banco central, lo que lo convierte en una moneda digital “sin seguridad jurídica”.

Creación y evolución del bitcoin

Este sistema de pago o monedas virtuales apareció por primera vez en el 2009 y se desconoce la verdadera identidad del  creador. Sin embargo, su desarrollador firmó con el seudónimo de Satoshi Nakamoto en metzdowd.com, la web especializada en criptografía.

Antes que el bitcoin entrara en funcionamiento, todas las transacciones electrónicas debían pasar por entidades de confianza sin importar la moneda. Por ejemplo, una transferencia bancaria, esta tiene el respaldo del banco y de la moneda nacional.

Con el bitcoin no es necesaria una plataforma u entidad que respalde la transacción y esta se realiza de persona a persona tal como funciona su sistema P2P, pero bajo anonimato y sin comisiones.

Varias empresas de marcas gigantes como telefonía, alojamiento, tarjetas de regalo y otros,  han empezado a aceptarla como medio de pago.

Cómo funciona una operación con Bitcoin

Las transacciones que se realicen con el Bitcoin pueden ser a través de una plataforma de código abierto o a través de una simple aplicación que permita  la compra y venta, tal como cualquier operación bancaria si se quiere ver así. Solo que aquí no hay controles burocráticos.

En la práctica, debes buscar en la red a personas o entidades que las ofrezcan o las acepten. El número ha ido creciendo en los últimos años.

Cuando consigas a alguien que ofrezca un servicio por Bitcoin, podemos iniciar con la operación (siempre de forma anónima si se quiere).

Al momento de vender o comprar, tu transacción es enviada –junto con otras pendientes de otros usuarios en la red- en forma de bloque, gracias a la tecnología blockchain, como comentábamos anteriormente. Esa “cadena de bloques” llega a los ordenadores o chips que participan en el proceso.

Los ordenadores, también conocidos como “mineros”, verifican por cálculos matemáticos que las transacciones sean válidas (de acuerdo a reglas acordadas anteriormente).

En este punto está el secreto de la seguridad del sistema. Y es que no solo un ordenador debe validar la transacción; sino, todos aquellos a donde fue enviado el bloque con la información. Imagina a millones de mineros haciendo el mismo proceso donde el resultado debe ser igual para todos.

Ahora imagina que ya todos los ordenadores llegaron a ese “consenso” y la validación fue correcta. El siguiente paso es “sellar” el bloque con un hash criptográfico para enviarlo a los ordenadores o dirección de destino, donde el otro usuario recibirá la transacción. Cabe destacar que esos hash criptográficos tienen un registro de todos los bloques previos, lo que hace imposible duplicar, por ejemplo, que estén pagando con un Bitcoin que ya ha sido utilizado.

¿Así de simple? Computacionalmente es un poco más complicado por los nodos, bloques, mineros, los cálculos matemáticos y la criptografía del proceso, pero es básicamente lo que sucede cuando enviamos una operación por medio de Bitcoin.

criptomonedas

Criptomonedas en la red

No todas las criptomonedas son iguales.

El Bitcoin al ser un sistema de código abierto ha permitido que desarrolladores creen su propia versión para transacciones de una determinada empresa u operaciones internacionales si se quiere. Cualquiera puede crear su propia criptomoneda, pero para que se consolide se necesita generar una masa crítica de confianza en una masa crítica de personas que la apoyen y ayuden a usarla y mantenerla.

Por Bitcoin podemos conocer dos cosas: el sistema y la moneda. Cuando el sistema nació, también fue creada la primera moneda denominada de la misma forma. Por eso podemos decir que el Bitcoin también es la criptomoneda más popular dentro del propio sistema porque ha logrado romper la barrera por encima de los $ 14.000 dólares.

Según el sitio especializado coinmarketcap.com, que informa en tiempo real los valores en el que transan las criptomonedas, podemos categorizar seis de las más populares por su importancia y valor:

BITCOIN. Hoy se puede comprar un Bitcoin por $3.503,8 Es la criptomoneda más valiosa y popular. Existen 16,8 millones de unidades circulando.

ETHEREUM. Es la segunda más popular. Está de moda, pero vale diez veces menos que el Bitcoin. Se cotiza en $0,3

RIPPLE. Es la tercera más popular. Se cotiza actualmente en $91,7

BITCOIN CASH. Su precio unitario es $0,1

CARDANO. Es la quinta, su valor unitario es de $ 1,0

LITECOIN. Es una de las más populares del 2017 por su rápido crecimiento en el último trimestre del año. Actualmente se cotiza en $ 104,5

Marcas que apuesta por el bitcoin

Tan grande ha sido la popularidad y la expansión del bitcoin que empresas multinacionales como Microsoft,​ Dell, Time Inc.​ y Dish Network permiten el pago con Bitcoins, así como Virgin Galactic​ y Reddit.

En el caso del gigante Microsoft, decidió aceptar bitcoin como moneda de pago mediante el procesador de pagos BitPay. La empresa especifica que los productos de la compañía disponibles en la Windows Store pueden ser comprados usando la criptomoneda, además de los productos de las tiendas Xbox Games, Xbox Music o Xbox Video.

Dell, por su parte, anunció la aceptación del Bitcoin el año pasado utilizando Coinbase como procesador de pagos. De manera que sus clientes particulares y los negocios asociados pueden comenzar a usar sus Bitcoins para pagar por las computadoras.

El propio Paypal anunció que ha comenzado a preparar un sistema para aceptarlos y varias organizaciones como Fundación Wikimedia, Fundación Mozilla,​ Internet Archive,​ Free Software Foundation,​ Freenet,​ Electronic Frontier Foundation​ y otras más, aceptan actualmente donaciones en Bitcoins.

Bitcoin y Criptomonedas dentro de la estrategia de Marketing Digital

Si de Marketing Digital hablamos, el Bitcoin puede ser una herramienta útil para cambiar muchas cosas dentro de este mundo. La tecnología y el potencial desarrollo con el que ha crecido este sistema de “divisas” nos permiten enfocarnos en varias cosas. Incluso podríamos hablar de trabajos “futuristas”, que no suenan tan lejos una vez que los analizamos.

¿Qué cambiaría o a qué tenemos que adaptarnos?

Muy pronto deberíamos comenzar a hablar de cryptomarketing, y es que a medida que el Bitcoin se haga más popular y otras multinacionales empiecen a emplearlo en sus transacciones, habrá empresas que buscarán apoyar sus negocios en criptomonedas y por supuesto, querrán que esto sea una ventaja para ellos y para sus clientes.

El cryptomarketing no solo estará enfocado en las estrategias para los clientes; sino que también estará en explicarles a los inversores esta nueva modalidad.

– Compras en línea, esta será una oportunidad para el Marketing Digital de hacer que las compras sean más seguras. Así con la “cadena de bloques”, el pago de los compradores estará seguro y se verificará que los productos enviados no sean una copia o falsificación.

– Lo “Asesores en Criptomonedas” ya son una realidad. Cada vez hay más marcas interesadas en el asunto y para ello habrá que contratar a “Asesores en Bitcoins” que puedan informarle a la empresa de qué se trata esta “no tan nueva” modalidad y qué ventajas tiene para su compañía.

– Almacenamientos en la nube distribuidos. Actualmente los servicios de almacenamiento en la nube como Drive, Dropbox, OneDrive dependen de una central o servidores únicos que deben responder por esos archivos. ¿Qué pasaría si fallaran o no estuviesen disponibles? Con blockchain, ese almacenamiento podría estar descentralizado en varias partes y más seguro.

Existen múltiples cosas que el Marketing Digital puede ofrecer en base al sistema de Bitcoin, en el que prácticamente los usuarios tienen más poder y anonimato. Sin duda, será todo un reto convencer a los usuarios para que permitan conocer algún “dato” que pueda resultar útil para las estrategias de publicidad por Internet.

Podríamos casi darle la bienvenida a la era de la confiabilidad, transacciones rápidas y donde los costos son menores; pero aún hay un campo “minado” que debe superar el Bitcoin.

asesoría de marca

Stratum Agency

Stratum Agency

Somos una agencia creativa integral. Enfocamos nuestros esfuerzos en crear, gestionar e impulsar marcas desde sus cimientos.
Stratum Agency

Contenido Seleccionado

No Comments

Deja un comentario