marketing político de Donald Trump

Cómo el marketing llevó a Donald Trump a la Casa Blanca

Donald Trump, conocido empresario y showman del reality show de negocios  “The Aprentice”, es ahora el presidente número 45 de los Estados Unidos de América.

Trump lanzó su candidatura el 16 de junio de 2015, pero desde el principio de su campaña no fue tomado muy en serio por los medios de comunicación nacionales e internacionales, y en las encuestas siempre estuvo por debajo de Hillary Clinton por varios puntos de diferencia.

Sin embargo, su ascenso en la popularidad fue tal que terminó por remontar las encuestas y convertirse en el candidato del partido republicano. La pregunta es: ¿cómo es que un magnate sin ninguna experiencia en el mundo de la política se alzó con la victoria ante una rival con más de 30 años de carrera política?

Lo cierto es que no hay respuestas simples, son muchos los factores dignos de ser tomados en cuenta para un estudio, pero hay uno en particular que merece especial atención, sus estrategias de marketing.

Las redes sociales en la campaña de Trumpmarketing político de Donald Trump

Desde un principio el candidato empleó el poder de las redes sociales para potenciar su imagen, de por si asociada a la reconocida marca Trump de casinos, hoteles y bienes raíces.

Según la plataforma de optimización de redes sociales SocialFlow, en la primera quincena de marzo de 2016 la gente gasto alrededor de 1,94 millones de horas leyendo e interactuando con contenido acerca de “Donald Trump” en Twitter, Facebook y LinkedIn, lo que se traduce en 1284 años de atención.  Para la misma fecha,  Jim Anderson, CEO de SocialFlow opinó al respecto:

“Donald Trump ha demostrado la habilidad de un showman para dominar la conversación. En las redes sociales ha sido capaz de generar miles de millones de impresiones, que se traducen en millones de horas de exposición. El valor en el transcurso de un año es de aproximadamente $383 millones. En comparación, Hillary Clinton, que lo hace bastante bien en las redes sociales, está recibiendo cerca de $90 millones de la exposición libre en medios sociales. “

Y es que las estadísticas oficiales de las propias redes sociales de Facebook y Twitter lo situaban como líder de la escena debido a las conversaciones, reacciones y el gran volumen de información acerca del empresario.

En los últimos 6 meses desde la campaña hasta el día de la votación su cuenta en Twitter registró un incremento desde los 8 millones de seguidores a los casi 14 millones, y cada uno de sus tuits se convirtieron en noticia en los medios de información y en cobertura en las pantallas de televisión.

El marketing político de Donald Trump

marketing politico donald trump

No puede dejar de mencionarse el hecho de que a lo largo de su carrera a la Casa Blanca, Donald Trump tuvo un discurso que se caracterizó por ser intolerante, poco comedido y que arremetía contra las minorías, por lo que para tener posibilidades de ser el nuevo dirigente de uno de los países más poderosos del globo terráqueo tenía que haber detrás una estrategia muy bien diseñada.

Y la hubo, el marketing político fue determinante para Trump en varios aspectos:

Apelar a las emociones

Trump se centró en llegar a las emociones de su público diciendo  lo que pensaba acerca de temas que preocupaban a muchos estadounidenses, lo que hizo que lo percibieran como un sujeto que hablaba sin tabúes.

Hablar directamente del rival

Aunque muchos candidatos a presidente tienden a realzar sus logros, Trump también señaló las acciones de Hillary Clinton durante sus años en el gobierno en cuanto al terrorismo, la política exterior e incluso a los temas relacionados con su esposo Bill Clinton.

Claridad en el mensaje hacia nichos específicos

Trump sabía que debía llegar a sectores específicos de la población que estaban siendo ignorados por los demócratas, nichos a los que les dijo lo que querían escuchar para obtener su fidelidad, y para ello su mensaje, aunque polémico, fue claro, simple y fácil de recordar, con cosas como “construir un muro entre México y Estado Unidos” o “Hacer grande a América de nuevo”.

Estrategia de comunicación

Es destacable el hecho de que entre los muchos candidatos, Trump se ubicó entre los que menos gastaron en pautas televisivas, dejando la autopromoción a un lado para que fueran los propios medios quienes hablaran de él, fuera con menciones negativas o positivas, la idea era que su nombre siempre estuviera presente en noticieros, programas de opinión, talk shows, redes sociales, y cualquier medio tradicional o digital.

Su asesora Kellyanne Conway

Merece especial atención quien se desempeñó como su gran estratega de marketing desde agosto del 2016. La primera mujer en el cargo de jefa de campaña para un candidato republicano a la presidencia centró su labor en moderar el discurso de su candidato.

La experta en encuestas y estudios de mercado también tuvo apariciones en los medios que le valieron al empresario para pulir su imagen y sin duda estuvo detrás de los cambios de postura de Trump ante temas álgidos que le valieron para captar la atención de los votantes dubitativos.

Stratum Agency

Stratum Agency

Somos una agencia digital conformada por un grupo de profesionales creativos e innovadores enfocados en crear relaciones entre marcas y consumidores a través de estrategias llenas de experiencia y emoción, innovado en cada proyecto para resaltar a cada marca en particular.
Stratum Agency
1Comentario
  • Aixa
    Publicado el 23:13h, 12 noviembre Responder

    Excelente publicación

Publicar un Comentario